Beso robado

Sorprender a alguien puede ser sencillo o tan complejo como darle el nombre de complicado. Por no usar el término de imposible.

El simple hecho de acercarnos a alguien y compartir un abrazo, una caricia, o robarle un beso a su mejilla, puede marcar un tiempo lleno de todo.

Con todo siempre puede suceder lo opuesto y, seguirá siendo perfecto ese instante compartido.

Cuando haces algo con el uso de tu propio sentimiento, de un modo u otro mueve o provoca una reacción en la otra persona que, cuando menos, no la deja indiferente a ello.

Y sí tiene su doble lectura. Puede ser ese todo en el tiempo, o ese tiempo ha sido todo.

¿Vas acaso a dejar de hacer o expresar tus sentimientos por miedo, por la duda, por esa vergüenza que acapara tu presente?
Desde luego que yo decido hacer aquello que siento he de hacer. Me comunico, y si me abrazas respondo a él con la misma intención e intensidad, si así lo quiero y con tal lo decidiese, pues no sería sano para mi ser dejar que te marches por miedos. Aún con todas las opciones abiertas y en juego para con el libre albedrío de ambos caminos.

Siempre enAmor Agradecida ©AsunAdá


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .